viernes, 8 de noviembre de 2013

Sandalias nuevas con ganchillo

Se acaba el verano, y como viene siendo habitual, las sandalias de la niña no aguantan el tipo. Algunas de las flores que decoran el empeine se han caído.
Una solución para que pueda seguir llevándolas, es darles un pequeño toque personal de creatividad.
En este caso, con un poco de fieltro y una flor hecha a ganchillo, todavía van a resistir un par de batallas.
En Lanzarote, donde residimos, el clima es una primavera eterna, así que no es de extrañar que durante este mes de Noviembre, todavía las siga llevando.


Las flores de las sandalias se están cayendo, pero todo tiene remedio.


Si te gusta el ganchillo, puedes utilizar cualquier flor. Yo siempre estoy probando con patrones nuevos, por lo que habitualmente tengo flores hechas. Y cuando menos me lo espero, hecho mano de ellas para diferentes proyectos como en este caso.





Con un par de flores y unos retales de fieltro, unas sandalias viejas pueden quedar como nuevas.








He recortado el fieltro en forma de hoja y lo he pegado todo con silicona caliente. Y aquí está el resultado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario