martes, 5 de agosto de 2014

Pequeño detalle romántico a ganchillo

Soy de las persona que antes de tirar un objeto me planteo si podría reutilizarlo o darle alguna otra utilidad. Y eso mismo me ocurrió con las tapas de plástico que vienen con las latas de leche condensada que consumimos en casa.
Se me han ocurrido un par de ideas para aprovecharlas, y ésta es la primera de ellas.

He aprovechado un rosetón y una flor que hacía tiempo tenía hechos y que no sabía para qué utilizarlos. Para un colgante el rosetón era demasiado grande, y la flor no me acababa de gustar como anillo, así que acabaron ambos en mi caja de "futuros proyectos".
Primero, rellené la tapa con un poco de goma eva de color blanco.


Pegué la goma eva sobre la tapa, y encima de ésta, el rosetón y la flor. Como se puede apreciar en la foto, antes de pegar el rosetón, primero lo he almidonado. El pegamento que suelo utilizar últimamente es silicona líquida. Es muy rápida, es transparente y los botes vienen con dosificador. En el caso de que tenga que pegar elementos muy pequeños o finos, aplico la silicona con un palillo.


Por último, a fin de ocultar el plástico de la tapa que se veía por los laterales, hice una hilera de cadeneta que abarcara el diámetro de la tapa, la cerré con un punto enano y sobre esta hilera hice una vuelta de punto bajo. Como el hilo que utilicé es bastante grueso, me bastó para ocultar la tapa.


Y aquí está el rosetón terminado.

Me viene ideal para ponerlo en un rincón de la casa donde tengo una máquina de coser antigua y fotos familiares como la que véis en la imagen, mi suegra vestida para su boda, tomada en los años cincuenta.
Espero que os haya gustado y os sirva de idea para vuestro propio proyecto.
Tengo pendiente buscar y publicar el patrón del rosetón. Hace tanto tiempo que lo hice que no sé de dónde saqué el modelo, pero prometo buscarlo.









No hay comentarios:

Publicar un comentario